El día de la rendición

La fecha nefasta era el 21 de enero. El día que el presidente debía defender su gestión ante el fiscal disfrazado de masa. Las nuevas generaciones de Daldaria, con el peso de la ira acumulada por las anteriores, habían promulgado una ley tácita para la clase dirigente: el principio de culpabilidad. La presunción de queSigue leyendo “El día de la rendición”

Ten cuidado con lo que deseas

Estoy cansado de que todos se quieran acercar, sacarme fotos, de que haya gente contratada para mantenerlos alejados y cuidarme. ¿Cuidarme de qué? ¿Qué me pueden hacer? ¿Qué daño puedo sufrir? Los observo, como ellos me observan a mí, desde la inevitable distancia de celebridad. Me gustaría, eso sí, que alejaran a las tres mujeresSigue leyendo “Ten cuidado con lo que deseas”

El oficio de recolector de cuentos

La profesión más antigua seguramente sea la de contar historias. Se originó el mismo día que apareció el fuego. Podría decirse que nacieron juntos. En Irlanda, por ejemplo, el primer oficio fue el de poeta. Lo ejercían los Margraths de Munster, que también eran historiadores. Los irlandeses aprendieron el arte de abrir los cielos conSigue leyendo “El oficio de recolector de cuentos”

Somewhere in Donegal

A través de una ruta flanqueada por colinas rebosantes de ovejas, llegamos a Donegal, un condado del norte de la República de Irlanda, parte de la antigua provincia de Úlster. Bajamos del auto, con el termo y el mate. La lluvia raquítica apenas mojaba. Anduvimos sin rumbo por un sendero que antaño cansaron druidas, enSigue leyendo “Somewhere in Donegal”

Manifiesta

Señor Juez: Mediante el presente escrito, me dirijo a Ud. ya no al efecto de solicitarle el dictado de sentencia en este expediente, sino movido por un propósito singular. Procederé a explicarme. Indudablemente, los cuatro años de aventura común ―de la que fueron testigos las indiferentes paredes del juzgado y las fojas muertas― ameritan laSigue leyendo “Manifiesta”

Dos príncipes y un ladrón

Si bien Dios nos creó con libre albedrío, este talismán no tiene el poder de conjurar el hechizo de estar sujetos a su control inagotable. Rendimos cuentas desde el Génesis. Supongo que no será muy distinto con el autor de un libro y sus embriones hechos de celulosa. En verdad, la creatura literaria tiene mayorSigue leyendo “Dos príncipes y un ladrón”

Encomienda

―La gente ya no cree en la grandeza de nuestro país. Si me pregunta mi humilde opinión, Sr. presidente, estimo que todo pasa por una cuestión de mística.―¿De mística?―Efectivamente. La gente necesita volver a creer en el papel de América como rectora del destino mundial. Sería conveniente, entonces, que busquemos la mejor pluma, al mejorSigue leyendo “Encomienda”

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora