Libertad condicional

Fui oprimido por dioses de cristal,

ideas prestadas y tantos días

sin uso. Y horas ajenas ―no mías―

compraban las velas de mi ritual.

Fui humillado por ropas que nos daban

para ser publicidades andantes,

conciencias repetidas, ignorantes,

de las que el mundo ya ni se burlaba.

Fue en verano, moribundo el farol,

que lancé mi alma desnuda y magra

a la azul imprecisión de las aguas.

Mi boca salada veneró al sol,

cautiva del fulgor exagerado.

“Libertad, libertad” ―el mar juraba

cuando el horizonte delineaba

las siluetas de nuevos tiranos.

2 comentarios sobre “Libertad condicional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: