Amétricas pretericiones

Ya son inútiles para siempre las puertas de Babilonia

que prometían a Marduk salvajes ceremonias.

Ya las pirámides no reciben celosos

faraones con marfil en lugar de ojos.

Ya se perdió el rastro de las legiones de Adriano,

y ahora César conquista infiernos.

Aunque alguien entre con monedas en la mano,

mudos presagios hallará en Delfos.

Ya no hay dioses en el Olimpo ni murallas en Tiro.

¿A dónde se fueron los perfumes de Cleopatra?

Ya son piedras informes Nínive, Cartago, Epiro.

¿En dónde se hundieron Jasón y los argonautas?

Mi vida es un mirar atrás con dolor de centinela.

Todavía busco a Alejandro en los jardines de Pella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: