Lo pequeño es hermoso

Como reproche ensayé el canto:
“En mi camino no veo estrellas”.
Es igual en todos, dijo ella.
Ningún camino tiene astros.

Tal vez los pequeños faroles
sirvan poco para horizontes
pero iluminan nuestro paso.

Me dijo “es por acá, no temas”.
Después de un abrazo se fue
dejándome con dos certezas
y algo parecido a la fe.

Antes de llegar a las cenizas,
somos laberintos que se cruzan,
somos purgatorios que se tocan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: